=======================================================================================
volver
AERÓFONOS DE LENGÜETA
Una emisión de aire produce la vibración de una o dos lengüetas. Muchos hemos hecho vibrar una hierba o un trocito de papel de celofán sujetándolo entre las manos y soplando fuertemente, o hemos conseguido que un globo sonase al soltar el aire tensando su embocadura. Estos son dos ejemplos de mecanismos de lengüeta. En la construcción de estos instrumentos se aplican los mismos principios relativos a los agujeros que explicamos en el punto dedicado a los aerófonos de bisel . Una consideración que hemos de tener en cuenta es que es recomendable, especialmente en los aerófonos de doble lengüeta, utilizar tubos de sección pequeña o bien que se vayan ensanchando paulatinamente a medida que se alejan de la boquilla. Podemos servirnos de la parte de arriba de botellas de plástico para construir pabellones amplificadores que situaremos al final del tubo. Aunque, como veremos más adelante, hay excepciones, en la mayoría de estos instrumentos la lengüeta es un dispositivo ajeno al cuerpo del instrumento. Como curiosidades cabe señalar que hay instrumentos, como la mayoría de las gaitas, que combinan lengüetas simples y dobles. Otros utilizan sistemas de lengüetas combinados con biseles, como el órgano ¿Instrumentos de lengueta en los que no haga falta soplar? El acordeón, el armonio, el órgano o la uilleann pipe (gaita irlandesa) ¿Y un instrumento de viento sin tubos? El acordeón, el armonio o la armónica.