=======================================================================================
volver
CORDÓFONO COMPUESTO PERCUTIDO
Tomaremos como ejemplos el birimbao y el dúlcimer, aunque sin olvidar que, como este último puede ser indistintamente percutido o punteado, hay algunos cordófonos considerados punteados a lo que se aplican técnicas percusivas. Algunos intérpretes de guitarra y bajo eléctrico recurren a dos procedimientos denominados tap y slap, basados en el golpeo de la cuerda para obtener de ella sonoridades diferentes de las habituales de estos cordófonos. Existe un artilugio denominado slide, o en castellano dedal, que suele utilizarse, principalmente en géneros como el blues, para tocar la guitarra. Consiste en un cilindro de metal o de vidrio, en el que se introduce un dedo, que actúa como falso puente al apoyarlo sobre las cuerdas, no siendo necesaria apretar éstas contra el mástil y permitiendo de esta manera la ejecución de alturas intertonales y de glissandos. Nosotros utilizaremos como dedal un mechero de plástico, tipo bic, gastado. Para no liarnos mucho construiremos un instrumento similar al explicado en el apartado de cordófonos percutidos simples, y utilizando como baqueta, por ejemplo, un lapicero golpearemos en las cuerdas con una mano, mientras que con otra deslizaremos el encendedor a lo largo de ellas. De este modo, y sin ningún esfuerzo, hemos convertido un cordófono simple en uno compuesto.