=======================================================================================
volver
CORDÓFONO SIMPLE FROTADO
En este tipo de instrumentos la vibración se produce como efecto de frotar la cuerda, para lo cual se suele utilizar un arco o una rueda. Pocos ejemplos de cordófonos de este tipo encontramos. Quizás los más significativos sean el monocordio o una variación de éste denominada trompa marina. Sin embargo sí podemos hablar de cordófonos frotados mixtos, como la zanfona, en el que junto a las cuerdas cantoras, que actúan como en un cordófono compuesto, están los bordones, que se comportan como si de un cordófono simple se tratara, produciendo una sola nota. Al construir un cordófono frotado hemos de tener muy en cuenta las cuerdas que debemos utilizar, ya que no todas son adecuadas para este tipo de instrumentos. Las cuerdas metálicas o de entorchado metálico dan buen resultado, así como las formadas por haces de hilo de nylon fino (imitando, por así decirlo, las de crines de caballo de algunos instrumentos populares). En el apartado cordófonos compuestos frotados hablaremos del arco, pero aquí diremos que las cerdas de éste pueden ser de hilo de nylon fino, o bien de un solo hilo grueso de este mismo material. Cualquiera de las dos posibilidades nos dará buenos resultados, siempre y cuando no olvidemos aplicar resina en la cuerda del arco, una vez terminado éste. Podemos utilizar resinas sintéticas (de venta en droguerías) o bien naturales, que encontraremos en cortes y muñones de pinos y otras coníferas.