=======================================================================================
volver
MEMBRANÓFONOS NO PERCUTIDOS FROTADOS
La navideña zambomba es quizá el ejemplo más significativo de este grupo de instrumentos. Una caña fuertemente sujeta a la membrana es frotada produciendo la vibración del parche. Con un trozo piel sobada, una caña, una maceta de barro y algo de cuerda de bala podemos construirnos una zambomba; pero quizás nos resulte más interesante sustituir estos elementos por otros más frecuentes en nuestro entorno. Así, tomaremos un globo, un lapicero, una botella grande de agua y una goma. Hacemos dos cortes en la botella de tal modo que nos quede un cilindro. También cortamos la boquilla del globo para utilizar el resto. Sujetamos firmemente el lapicero con la goma, dando varias vueltas, en el centro de lo que nos queda del globo. Damos la vuelta a la membrana, de tal manera que nos quede una especie de pincel que colocaremos bien tenso sobre una de las bocas abiertas en la botella. Nos humedecemos la mano y ala: a darle a la zambomba. Con un hilo, una goma, un folio, un trozo de lapicero y un envase de los que utilizan los restaurantes chinos para servir su comida a domicilio podemos intentar lo siguiente. Hacemos un agujero muy pequeño en el centro del folio, pasamos por ahí el hilo y atamos con él el lapicero. Tensamos lo más que podamos el papel sobre el evase dejando el agujero con el hilo colgando (el lapicero estará en el interior) y lo sujetamos con la goma. Con los dedos mojados frotamos el hilo.